VIVE INTENSAMENTE

Blog de Desarrollo Personal para animales de Oficina

asertividad en el trabajo
LA OFICINA PEOPLE

Cómo ser ASERTIVO en el trabajo

¿Qué entendemos por asertividad en el trabajo? Podemos decir que se trata de la forma en que una persona actúa ante una agresión verbal, falta de respeto o intento de manipulación por parte de otra u otras personas en el ámbito laboral o de trabajo.

El grado de Asertividad en el trabajo de una persona depende de la capacidad de ésta de poner límites a una invasión hacia su persona, pero evitando a su vez agredir o atacar al remitente.

¿De qué depende el ser asertivo en el ámbito de la empresa?

Fundamentalmente  de 3 factores:

  1. Autoestima
  2. Confianza en uno mismo
  3. Evitar la Excesiva necesidad de aceptación o dependencia

El miedo. Principal enemigo de la asertividad en el trabajo

Con el legítimo miedo a perder el trabajo, muchos de nosotros nos hemos dejado manipular en el trabajo. Perdiéndonos el respeto a nosotros mismos con la idea equivocada de que nuestra sumisión laboral nos iba a posicionar en un estatus positivo de cara a nuestros jefes.

Y en eso se convierte nuestra vida, siempre atentos a no desagradar al jefe, nunca decimos no, nunca protestamos, no podemos dar una opinión que este en disputa con el gran jefe por miedo a ser calificados como personas negativas.

Pero esta actitud, lejos de beneficiarnos, es muy perjudicial para ambas partes.

Es malo para la empresa que mantiene el ego del jefe intacto pero pierde el valor del talento de los subalternos, que para algo han sido contratados digo yo.

LEER:  Las técnicas de Motivación a la española

Y es malo para ti porque suspendes en la prueba del respeto, en especial la que te hace el  jefe consciente o inconscientemente.

Al contrario de lo que crees, estarás más positivamente considerado en tu trabajo  cuanto más asertivo seas y más te respetes a ti mismo como persona y como profesional.

Qué  hacer ante la falta de asertividad crónica

Si hasta ahora has dejado de lado la asertividad, seria muy bueno que medites sobre ello y que entiendas lo necesario y positivo que es para todo el mundo el hecho de que pongas limites a las faltas de respeto o consideración de los demás hacia tu persona. En el trabajo y fuera de él.

Traza una línea imaginaria a tu alrededor. Establece fronteras infranqueables y no permitas que nadie las atraviese bajo ningún concepto. De forma amable, educada pero firme, hazle saber a la otra persona que no vas a pasar por el aro que el o ella quiere que pases. Ni, por supuesto, te vas a dejar manipular por la culpa o por el miedo que se te quiera arrojar.

Obligatorio actualizarse
Obligatorio actualizarse

Cuanto antes les hagas ver a los demás que no pueden pasarse de esa raya, por muy jefes que sean, antes empezarás a notar que tu vida profesional empieza a obtener un nuevo sentido.

Un sentido mucho más eficiente, rentable y, sobre todo, más justo contigo mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *