FASE 05

Gran Cagada paseando a mi perro en la fase 0,5 y 3/4

Estoy practicando la no reacción a la agresividad ajena.
Iba bien, lo prometo ,pero hoy la he cagado.
He salido de casa a pasear a mi perro. No sé si os pasa al resto pero no he visto más gente en mi vida a las 8 de la tarde.
Todos con su mascarilla; ya se empiezan a ver distintos diseños y eso. Uno la llevaba de payaso como ese de la peli de Stephen King. Como presagiando lo que me esperaba .
Yo también llevaba mi máscara, la mía mucho más aburrida con ese tono azul pijama tan triste..
Llevaba la Nariz fuera. Ya sé que no se debe pero es que se me empañan las gafas y no se que demonios hacer para solucionarlo.
Mi sentido arácnido me avisó una décima de segundo antes de sufrir la imprecación de un señor barrigón que, desde su balcón me gritaba algo relacionado con mi nariz al aire.
Por el sudor de su frente se notaba que era un seguidor entusiasta de los aplausos de las 8. Tarde unos segundos en terminar de creerme que un energúmeno me estaba poniendo verde, así por las buenas. Así que ya había sobrepasado el balcón del luchador se sumó en camiseta de tirantes y la cosa no fue a más.
De lejos recibí la última invitación a reaccionar de mi amigo, que no concebía que yo pasase de largo sin inmutarme, y me tragué también su cuarto insulto como si tal cosa.
Respirar hondo es algo que sienta muy bien para liberar tensiones. Joder, de nada sirve que no reacciones a los ataques de los otros si luego te quedas media hora ofendido y dándole vueltas al asunto.
No bien había terminado de mandar a la papelera de reciclaje el suceso inmediato cuando reparé en una señora que venía apresuradamente hacia mi.
Parecía un tren de mercancías pero en vez de bocina se la oía hablar por el móvil como si estuviera arreglando el mundo y ahí se terminaban las siete diferencias, ¡le salía hasta el humo!
Cuando estábamos a punto de la colisión, la señora con pinta de jueza con todo el peso de la ley, nos esquiva con una agilidad que desentonaba con todo lo demás.
El suceso aconteció cuando mi perro Yanko, haciendo gala de su falta de oportunidad (tanta que parece humano) se cruzó de repente en la trayectoria de esa persona llena de determinación impertinente.
Lo vi venir; a una mirada de odio indescriptible con palabras, siguió un oiga señor! No se me acerqueeeeee.
Yo creo que es una frase que nunca antes habría dicho a nadie y estaba deseando darle salida porque ese chorro de voz no era normal.
Nuevo ejercicio interno de relajación, nueva respiración profunda, nuevo intento de darle a Control Alt Suprimir.
Sigo mi camino, no reacciono en absoluto a pesar de que la gente me miraba como si yo fuera el puto violador del perrito inoportuno.
Me doy por enterado y decido volver a casa lo más apresuradamente posible. Hoy no es seguro para mi propósito de no reacción estar en la calle.
Así que aprieto el paso, pero Yanko no estaba muy conforme con eso de volvernos antes de lo previsto. El pobre se intentaba parar para oler, mear y volver a oler…pero yo no afloje la presión.
El camino se estrechaba cada vez más debido o gracias a que el confinamiento había dejado paso a que la naturaleza campara a sus anchas. Debí preverlo..
Un tipo con gorrita, leotardos se licra y mochila a la espalda comenzaba a abrir la boca en mi dirección. Y entonces todo sucedió a cámara lenta, no bien había terminado la cucaracha humana de decirme que tenía que circular por la derecha. cuando estallé..
Maldito hijo de la gran puta!!! Vete a meterte en tus putas cosas de marica y ni se te ocurra dirigirte a mi tonto con mallas porque te cojo y te meto el cuenta palpitaciones por el culo, jodido subnormal.
En fin. Sé que estuvo mal, se que no debí hacerlo.
Pero qué demonios!

LEER:  30 Decisiones que tú puedes adoptar y que cambiarán tu vida

2 respuestas a «Gran Cagada paseando a mi perro en la fase 0,5 y 3/4»

  1. Hola Gonzalo, santa paciencia la tuya
    Alguien me dijo que para solucionar el problema de las gafas debes frotarlas ligeramente con una pastilla de jabón. No sé si funciona porque no lo he probado aunque a mí también me pasa lo mismo, me parece extraño pero…..
    Ánimo santo Job.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *