VIVE INTENSAMENTE

Blog de Desarrollo Personal para animales de Oficina

ENTRENAR SIN IR AL GIMNASIO
FORMA DE VIDA PEOPLE SALUD

CALISTENIA, FREELETICS y otras formas de entrenar sin ir al gimnasio

Pepe P. es mi mejor amigo de la adolescencia. Es un tipo bastante sencillo, de Ferrol, y un poco burro a veces, por eso ha elegido desarrollar su carrera profesional en un cuerpo de élite del ejercito.

Yo, por el contrario, siempre he sido de necesitar un montón de cosas para todo.

-¿Como vamos a ir de acampada si no tenemos tienda? Pepe, coño…- dije, preocupado, la vez que me propuso adentrarnos por los bosques del norte gallego.

-No seas conacho (tonto del culo en gallego), pero si tenemos dos sacos estupendos, ¿que más necesitas carallo?.

Así es el tipo, siempre me hacia sentir un niñato remilgado de ciudad y yo, para demostrarme a mi mismo que no lo era, intentaba seguirlo en todas las tropelías que se le iban ocurriendo. A día de hoy sigo sin entender cómo es que estamos vivitos y coleando.

YA NO HAY EXCUSAS PARA NO HACER DEPORTE

Un día, ya más mayores, cometí el error de quejarme delante de él de que no tenia pasta ni tiempo para ir al gimnasio, por lo que me encontraba en muy baja forma. Mi amigo me miró con esa cara de «ahora te vas a cagar» y me soltó su gancho:

-Gonzalo tío, las excusas son como los culos, todo el mundo tiene uno. Si no quieres hacer deporte no lo hagas y punto, pero no me vengas con chorradas.

Me lo quede mirando en silencio como diciendo, venga suéltalo ya.

-Mientras haya ley de la gravedad, hay gimnasio y hay tiempo- Me dijo. Luego me sirvió otra taza de vino de Ribeiro haciendo una mueca de desaprobación.

LEER:  Cómo aprender a afrontar los problemas

Al día siguiente salí a correr por el campo y luego hice series de flexiones, abdominales, sentadillas y; algo parecido a dominadas, utilizando para ello la ley de la gravedad, el suelo y un columpio. Se acabaron las excusas, me dije.

Yo creo que se nos estaba empezando a «ir la olla» con esos gimnasios cada vez más sofisticados, máquinas que te mueven los brazos y las piernas en vez de moverlos uno, elípticas y bicis estáticas con televisiones y conexión a internet…por no hablar ya del tema del la electro-fitness (con todos mis respetos a quienes la utilicen).

Pero los nuevos sistemas para ponerse en forma, el último grito, lo más molón es lo que mi querido amigo Pepe siempre me dijo, la vieja y eterna ley de la gravedad:

CALISTENIA ¿QUÉ DEMONIOS ES?

La palabra Calistenia viene del griego y significa algo así como vigor, fuerza en el sentido más del carácter o forma de ser del pueblo que del fisico.

No obstante, en 1785 un profesor de gimnasia comenzó a practicar una tabla de ejercicios en la calle aprovechando el mobiliario urbano y los columpios y poco a poco el término Calistenia o Kallistenie, en inglés, se fue consolidando como una forma de hacer ejercicio utilizando el peso corporal y la variación de amplitudes cuyo objetivo de alcanzar un desarrollo integral del cuerpo.

Al final, esta forma de hacer ejercicio se encuentra dentro de una corriente de «vuelta a los orígenes» e influye en prácticas como el Crossfit, Freeletics e incluso el afamado POLE DANCING que es el baile en barra vertical.

calistenia

CROSSFIT 

El crossfit esta cogiendo cada vez más fuerza en los USA, donde hay incluso una especie de juegos olímpicos de este deporte «CROSSFIT GAMES» .

LEER:  Cómo combatir a la gente desagradable

Imaginemos que alguien entra en el gimnasio mientras estamos tranquilamente viendo la tele en una bici estática o enchufados a la corriente eléctrica, y empieza a dar voces mientras escribe, en una pizarra puesta en la pared, el entrenamiento del día o WOD (workout of the day) como dicen los croosfiteros.

Las elípticas, cintas de correr, cables y enchufes se apartan a un lado, dejando así  un espacio diáfano que en el mundo crossfiters se llama BOX.

A cambio entran en el gimnasio cuerdas de amarre de transatlántico, ruedas de tractor, cajones de madera, barras y grandes discos de halterofilia.

Total, que ante el asombro de todos, nos hacen ponernos en circulo y comenzar a dar saltos abriendo y cerrando las piernas. Esto nos recuerda a nuestras viejas clases de gimnasia del colegio, pero ahora llevan el sofisticado nombre de Jumping Jacks.

Al terminar, sin descansar y a la carrera, nos toca dar mas saltos, esta vez sobre un cajón de madera… Nos esperan flexiones, abdominales, dominadas y demás torturas hasta echar los higadillos y, cuando ya creemos estar al borde de la muerte súbita, nos dicen – oooootra rondaaaaa-. Esto es el crossfit. ¿suena espantoso, verdad? mucha gente se ve obligada a abandonar, pero si pasa la barrera, obtendrás un estado de forma incomparable a nada que hayas sentido antes, habrás pasado a otro nivel, te quedaras enganchado y ya no lo dejarás nunca.

 FREELETICS

Todavía con menos necesidades de aparatos, lo que no implica menos sufrimiento,  utilizando únicamente nuestros propios cuerpos, la ley de la gravedad y, tal vez, el larguero de una portería.

Por no necesitar no se necesita ni techo ya que se suele hacer en la calle.

LEER:  Aprender a delegar: La clave del management

MOVNAT

El colmo del no necesitar. Para practicar Movnat no necesitamos ni zapatillas. Ni siquiera ropa si me apuras. Se practica descalzo y la naturaleza es el gimnasio. Los troncos, las piedras, las ramas de los árboles. Todo esta ahí, libre y gratis, para nosotros.

Los beneficios de estas nuevas formas de entrenamiento son numerosos tanto a nivel físico como psicológico e incluso social.

Desde el punto de vista físico se alcanza el desarrollo de una postura correcta ya que se trabaja el equilibrio y la estabilidad, al mismo tiempo la fuerza se incrementa considerablemente así como una distribución muscular proporcionada.

Así que ya sabemos, opciones hay para todos los gustos y bolsillos. ¿tenemos fuerza de voluntad suficiente?

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *