VIVE INTENSAMENTE

Blog de Desarrollo Personal para animales de Oficina

ATENCIÓN PLENA
PEOPLE

LA VERDADERA LECCIÓN DEL SR. MIYAGI

La gente de mi generación se acordara de karate kid.
En la peli, un chico esmirriado -que personalmente me caía de culo- Se convierte en pupilo de un maestro de karate, el señor miyagi,  con el objetivo de callar la boca a los malos malísimos- con cobra y todo – que tenían a todo quisqui aterrorizado en el pueblo.

«

Dar cera, pulir cera, dar cera, pulir cera…»

Ante la perplejidad del pupilo en cuestión, gran parte de su entrenamiento consistió al principio en encerar. Dar cera con una mano y pulir con la otra.

LAS ELECCIONES DEL SR. MIYAGI

Disciplina, del latín disciplinae= enseñanza o educación, es la acción de la recta voluntad para aprender, querer ser instruido y educado bajo la dirección de un maestro que tiene como propósito el logro de una meta y el bien nuestro.

image

El objetivo que persigue el maestro karateca de la peli no es fortalecer el bracito de su pupilo si no otro muy distinto. Más bien son varias las valiosas  lecciones de aprendizaje  que se pueden obtener:

1- La constancia.

«Sin perseverancia no hay desarrollo, la suerte esta del lado de los perseverantes.»

La vida diaria sigue siendo la gran cuestión. El secreto del éxito de muchas vidas descansa en haber trabajado bien estos dos pilares: bravura intrépida escondida en el remanso de muchos días sencillos y normales, la grandeza de hacer bien lo ordinario y aguantar los momentos malos. Así todo se desliza hacia una vida lograda, que no es otra cosa que autorrealización.

Enrique Rojas. Psiquiatra

La auténtica constancia opera desde el interior mismo de la persona libre, porque la disciplina no es sino el libre ajustamiento de la persona a un ordenamiento justo, coherente y por tanto dispuesto desde una convicción profunda para servir al ideal que se ha escogido alcanzar, por ello se convierte en valor cuyo camino exige reiteración, es decir constancia en su repetición, con el propósito de lograr un buen hábito.

LEER:  Dejar de odiar los lunes

2- La atención plena.

Poner toda la atención en una sola cosa.

«Mi abuela decía que no esta en ninguna parte quien está en todas.»


En nuestro mundo, sobre cargado de información y de métodos de comunicación, el hecho de estar centrado en una sola cosa es toda una hazaña. Sin embargo es fundamental en términos de eficacia y reducción del estrés.

En muchas culturas asiáticas, una de las maneras que tienen los maestros para transmitir el arte de la meditación a sus discípulos es mediante la práctica de la atención continuada en una sola cosa. Por ejemplo en los pétalos de una rosa o en la llama de una vela.

3- El desapego del resultado o, lo que es lo mismo, poner todo el empeño en el proceso con independencia del resultado.

Un buen ejemplo es el caso de los mandalas tibetanos de los que ya hable en otro post anterior.

Hay otras lecciones como la paciencia, la confianza, el respeto…pero esas son más evidentes.

Así que ya sabes querido lector. Dar cera, pulir cera..

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *