VIVE INTENSAMENTE

Blog de Desarrollo Personal para animales de Oficina

empodramiento empresarial
LA OFICINA

Manual para saber si eres un MINION en el trabajo.

Seligman el creador del término incompetencia aprendida, muy relacionada con la estupidez funcional de otros autores contemporáneos.

Lo que ocurre es que muchas empresas caen en la sobre protección de sus empleados, no en el sentido de sus condiciones laborales o beneficios sociales lamentablemente, sino en el de no dejarles tomar decisiones ni asumir responsabilidades. Robots que no son capaces ni de mover una caja del suelo sin el permiso del jefe.

¿Cómo saber si estas en una empresa de minions?.

En el mundo empresarial, y también en el político, hemos estado viviendo las reminiscencias de la cultura feudal, según la cual, había unos que eran los dueños del conocimiento y de los recursos creyéndose legítimos propietarios de ello por alguna suerte de mecanismo espiritual y otros, que estaban ahí para trabajar y callar.

jefes controladores

El empoderamiento no es más que la estrategia según la cual las personas dejan de vivir en ese estado feudal y se dan cuenta que son tan capaces o más que cualquier otra.

La otra cara de la moneda es que también debemos desterrar la idea plebeya de que hay siempre alguien que tiene que sacarnos las castañas del fuego a los individuos.

Sólo nosotros podemos salir adelante, ni papá estado, ni los politicos, ni los empleadores, empresas…sólo nosotros.
En palabras de ese gran general romano, Publio Cornelio Escipión (Africanus):

In me omnis spes mihi est (sólo en mi mismo esta toda esperanza).

Pero, ¿Cómo saber si uno esta en una empresa tradicional o en una empresa que aplica criterios de empoderamiento?

minion en la oficina

Para saber si te encuentras en una empresa en la que vas a poder  desarrollarte profesionalmente o, por el contrario, en una en la que nunca pasarás de la categoría de minion (ponga lo que ponga en tu tarjeta de visita) debes atender a los SIGUIENTES SÍNTOMAS:

  • Tu puesto no te lo crees ni tú: en tu tarjeta pone algo así como jefe de…o director de tal, pero nada que ver con la realidad. Sólo eres un currito que no diriges nada ni tomas decisiones. Ese título no es tuyo sino de la empresa, lo demás es puro marketing.
  • No tienes ni idea de si estas trabajando bien, mal o regular. No hay indicadores o éstos no son claros.
  • Notas que te rodea una falta de confianza constante.
  • Sientes que no tienes el control de tu trabajo. Las prioridades cambian cada día y todo es urgentísimo.
  • No puedes decir tu opinión y ni te planteas contradecir al amo supremo.
  • Llegas a casa con la sensación de haber estado haciendo mil cosas repetitivas y que no sirven para nada.
  • No se valoran tus ideas ni tus esfuerzos «extra» por la empresa.
  • Todo es secreto. Nunca sabes lo que esta pasando en la empresa.
  • La mayor parte del tiempo te sientes confundido en el trabajo.
  • Como no existe la definición de responsabilidades, todo el mundo lucha encarecidamente para ponerse las medallas y esquivar los marrones.
LEER:  Cómo gestionar un equipo de trabajo según el Sargento Valmoral

Si has contestado afirmativamente a la mayoría de las preguntas anteriores he de decirte que no pasas de minion, ahora puedes hacer dos cosas, o renuncias a la excelencia en el trabajo y adoptas la sonrisa minion como toda respuesta, o te vas de la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *