salir de la tristeza

Cuando te encuentras en Zona Muerta

Tranquilo, esta no es una de mis entradas sobre zombis ni pelis Gore. En esta ocasión puedes seguir leyendo sin miedo a que se te atraviese la cena, o lo que sea que acabes de comer.

Esta que estás leyendo es la entrada número 90 de mi blog y en todas he estado hablando fundamentalmente acerca de construir estrategias para dominar nuestra forma de pensar, y así alcanzar la fortaleza de ánimo para afrontar casi cualquier cosa que nos suceda.

Los que más o menos siguen mi blog saben que no soy nada de las corrientes de moda sobre la psicología positiva, El Secreto ni nada de eso que reivindica la felicidad constante e infinita y que te sitúan a ti como el culpable de todo lo malo que te pasa, encima, porque eres una especie de gafe mal pensado.

No es fácil salir de la tristeza cuando estas hundido

Que quede claro, yo no he pasado de un curso intensivo de tres meses sobre psicología cognitiva, unas cuantas ponencias sobre coaching y, eso si, más de veinte libros empollados sobre ambos temas.

no permanezcas demasiado tiempo en el bosque
bosque encantado

Siendo al fin cierto que no soy psicólogo sino que estudié derecho,  la verdadera escuela que he podido vivir ha sido una experiencia que me ha llevado a lo más profundo del bosque. En ese bosque he estado perdido un tiempo, demasiado tiempo a lo mejor, pero lo importante es que al final he encontrado la forma de salir de él. Completamente renovado y libre de miedos.

Esa es la experiencia que deseo intentar transmitir-con más o menos acierto- a través de este blog.

LEER:  Técnica de las fuerzas especiales para vencer el miedo

Qué es la Zona muerta

Vamos entonces al grano antes de que nadie me critique por haber utilizado un titulo «con gancho» para atrapar el interés del lector.

La zona muerta a la que me refiero es ese momento de tristeza, auto compasión, victimismo e ira que todos pasamos, y que debemos pasar, cuando nos ocurren cosas que nuestra cabeza quiere interpretar como tremendamente horrorosas o desesperantes.

Es entonces cuando entramos en un bosque siniestro y ni vemos salida ni la queremos ver. Y es lógico, natural y, hasta bueno que ello ocurra.

Por eso he querido escribir esta entrada, porque parece- leyendo mi blog- que voy de tipo duro de los que no consienten un solo signo de debilidad, ni propio ni ajeno, pero nada más lejos de la realidad. Los que me conocen saben que no soy así. Ni mucho menos.

Pero lo que si es cierto es que esta zona la llamamos muerta porque en ella no hay movimiento, y sin movimiento no hay vida. Uno se limita a respirar y a ver los días esfumarse uno tras otro. Realmente estas muerto.

La Resurrección

Lo sé, esto me esta quedando un poco Gótico, el caso es que es la forma de llamarlo. De verdad que me he sentido como si hubiese vuelto a nacer.

A lo que me refiero es a que es lógico y saludable que nos perdamos en el bosque una temporada pero vayamos con un reloj en la mano, pongámonos fecha de caducidad a esa situación y comencemos a movernos en alguna dirección, poco a poco, aunque sólo sean cinco minutos al día de estudiar ingles. O, por ejemplo, escribiendo un blog…

LEER:  Practica esto y serás feliz

Al fin y al cabo, como dicen en la maravillosa película Into the woods – que recomiendo ver a todo el mundo- «..la vida esta hecha de momentos..»

The End

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *